A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

domingo, 23 de marzo de 2014

Elogio de la propaganda... El informe publicado en The Lancet ha provocado la repulsa de los médicos venezolanos

Elogio de la propaganda...

El informe publicado en The Lancet ha provocado la repulsa de los médicos venezolanos

RAFAEL MUCI-MENDOZA |  EL UNIVERSAL
domingo 23 de marzo de 2014  12:00 AM
Usaré la palabra propaganda con connotación negativa, como falsedad o engaño, pues con frecuencia se hace acompañar de distorsión de los hechos e incitación a las pasiones y a los prejuicios. Su variante nazi fue instrumento fundamental para adquirir y mantener el poder; igualmente la versión fascista de Mussolini y la socialista de Chávez. Su objetivo no es la verdad, no es la información, sino el convencimiento de la gente inclinando la opinión como arma de guerra. De allí el designar como "gusanos" o "escuálidos", o señalar un enemigo externo. 

Ingentes recursos han sido dilapidados para sostener la propaganda chavista, mamotreto de mentira sistemática ahora trasladado a la medicina. La ola de descontento producida por el desplome del país, la frialdad y la miseria gubernamental de las últimas semanas, ha merecido un reportaje en la revista inglesa The Lancet, el pasado 15 del corriente. Fundada en 1893, tiene una bien ganada credibilidad en las esferas médicas. Hasta allí ha llegado la mirada torva del chavocomunismo cubano. El zamacuco, infeliz y tarifado periodista, atribuye a las barricadas el que pacientes hayan muerto por no poder acceder al hospital, haciendo vista gorda a la profunda crisis humanitaria en salud que nos azota, disemina muerte, llegando hasta a negarle al paciente gasas y algodón. 

El informe ha provocado la repulsa de los médicos venezolanos y una ola de correos electrónicos al editor de la revista exigiendo objetividad y derecho a réplica. Triste amigo, los pacientes se mueren simplemente porque la salubridad está en ruinas y pido a Dios que nada le ocurra y aviente su humanidad a un hospital público. "¡Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo!"- Lincoln-

rafaelmuci@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada