A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Opinión del Dr. Rafael Muci Mendoza sobre LOS MÉDICOS INTEGRALES

Blog dedicado a temas sobre historia de la medicina, el arte y la cultura relacionados con la profesión hipocrática. Colaboraciones a través de:edgardomalaspina@hotmail.com

MIÉRCOLES, 2 DE MARZO DE 2011


MÉDICOS INTEGRALES




EL NACIONAL -




Miércoles 02 de Marzo de 2011



Educación y Sociedad/4

Educación y Sociedad



RETIRO




El profesional solicitó su jubilación como medida de protesta"Los médicos 
integrales son un golpe brutal a la medicina venezolana"


Rafael Muci-Mendoza, internista y neuro-oftalmólogo del Hospital Vargas 
de Caracas, con 45 años de servicio, considera que el Gobierno atropella 
la salud nacional


ANDREA SMALL C. asmall@el-nacional.com




Luego de 45 años y una semana de servicio, Rafael Muci-Mendoza, 
médico internista y neuro-oftalmólogo, considerado por muchos de sus 
colegas como uno de los científicos más prominentes del país, 
solicitó su jubilación de la Facultad de Medicina de la Universidad Central 
de Venezuela.


En su oficina, en el Hospital Vargas de Caracas, rodeado de varias 
generaciones de alumnos que le consideran una inspiración, Muci-Mendoza 
explica que su retiro ­dado a conocer públicamente en una carta de 
renuncia­ es una medida de protesta contra la incursión de miles 
de médicos integrales comunitarios en los hospitales del país.


Esto, a su juicio, representa un ataque en contra de la medicina venezolana. 
--¿A qué se debe su solicitud de jubilación ante la Facultad de Medicina de la 
UCV? --


Es mi protesta ante la imposición de las autoridades de la Facultad de 
Medicina de la UCV y la dirección del Hospital Vargas por lo que 
considero una tremenda injusticia que viola leyes de la república.


Tengo la certeza de que las promociones de médicos integrales comunitarios 
son un golpe brutal a la medicina y a la soberanía de la salud venezolana. 
¿Cómo podemos seguir engañando a unos estudiantes y avalar sus 
estudios de medicina paralelos y en desconocimiento de su pobre e 
improvisada formación? ¿Cómo podemos aceptar que hayan recibido una 
preparación tan pobre en ciencias básicas, semiología, clínicoterapéutica 
médica, quirúrgica y obstétrica y en pocos meses se gradúan de médicos?


¿Cómo podemos cohonestar el engaño perpetrado por el Estado venezolano, 
la misión cubana y médicos venezolanos colaboracionistas, traidores a 
sus raíces, a jóvenes ilusionados cuando en 10 meses quieren sin ningún 
programa ni preparación forzar el aprendizaje de las bases de la clínica? 
Es una oferta engañosa y me niego a ser cómplice de tal nivel de mediocridad. 
Por eso solicité mi jubilación. Sé que me expongo con esto a ser llamado 
traidor, pero no me importa. Yo dejaré que mi hoja de vida y todo el trabajo 
que he hecho por este hospital, esta universidad y este país, hablen por mí. --




¿Qué significa para usted jubilarse en estas circunstancias? --
Este es un golpe muy duro para mí. He renunciado a mi sueño de 
jubilarme 
a los 50 años de leal servicio a mi universidad, a la que he dedicado 
tanto tiempo y empeño. Me jubilo oficialmente a los 45 años y 7 días, 
aunque en la práctica me mantengo en mis obligaciones en la Unidad de 
Neuro-Oftalmología del Hospital Vargas. Continuaré viendo a mis pacientes 
y enseñando a mis alumnos, fiel a mi verdad. --¿Por qué rechaza con 
tanto afán a los médicos integrales comunitarios? --Aunque no lo 
parezca, mi intención no es segregarlos sino propiciar la revisión 
de un plan de estudios desconocido, es un gesto de solidaridad con 
los engañados, los cuales deberán afrontar en el futuro próximo retos 
para los cuales no están preparados y para los cuales sí preparamos 
a nuestros alumnos regulares, hoy día asfixiados por un régimen que 
no les quiere.




¿Qué han aprendido en cinco años durante los cuales estuvieron dentro 
del closet? Deben tomar conciencia del daño que le hacen a ellos y 
al pueblo venezolano sin distingos, a quienes irán dirigidas sus acciones. 
¿Con qué derecho los engañan? Han sido escogidos con demagogia, 
sin un proceso de selección, sin un simple examen previo. Pareciera 
que una de las razones principales para la admisión es estar dispuestos 
a tomar la formación ideológica socialista e incluso comunista, que 
constituye la mayor parte del currículo de estudio. Creo que hay cosas 
mucho más importantes en el campo de la medicina venezolana de las 
que el Gobierno debería ocuparse en este momento. --¿Cómo cuales? --




Por ejemplo, los salarios y beneficios de los médicos en los hospitales 
públicos y los profesores de medicina de las universidades nacionales. 
A mí me avergüenza mucho decir que mensualmente devengo un 
salario de tan sólo 1.331 bolívares mensuales, que con las deducciones 
correspondientes termina siendo de 829,36 bolívares, luego de casi 5 
décadas de servicio.






Si yo me voy hoy, ¿qué profesional joven querrá tomar mi puesto con 
una paga tan miserable como esa? Esto también está relacionado con 
las oportunidades que les ofrecemos a los médicos más jóvenes, 
los que se forman correctamente, los que el país necesita. Ya se ha 
vuelto una costumbre que nuestros médicos se gradúan e inmediatamente 
se van al extranjero a servir, con pesar, a ciudadanos de otros países que 
les son desconocidos pero que los valoran más. Es algo lamentable en lo 
que hay que detenerse a pensar y actuar.

© 2011 CA Editora El Nacional. Todos Los Derechos Reservados
Publicado por 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada