A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Puede pensarse que la medicina y la música no son temas compatibles. Pero, contrariamente, se sabe que tienen muchas coincidencias. De esto da fe Eutimio Pacheco Brito quien a sus 47 años dice con orgullo que es médico intensivista, pero también un apasionado percusionista. Quienes lo conocen afirman que es un gran médico y también un buen músico.

"La música y la medicina requieren constancia"

Eutimio Pacheco es médico intensivista, además de músico percusionista

imageRotate
"La música es mi aspirina", dice Eutimio Pacheco CRUZ SOJO
NADESKA NORIEGA ÁVILA |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
lunes 21 de septiembre de 2015  12:00 AM
La Guaira.- Puede pensarse que la medicina y la música no son temas compatibles. Pero, contrariamente, se sabe que tienen muchas coincidencias. De esto da fe Eutimio Pacheco Brito quien a sus 47 años dice con orgullo que es médico intensivista, pero también un apasionado percusionista. Quienes lo conocen afirman que es un gran médico y también un buen músico.

"La música y la medicina requieren constancia, disciplina, preparación y sacrificio. Se complementan y ambas forman parte de la vida", cuenta el galeno que comparte su tiempo entre la Unidad de Terapia Intensiva del Seguro Social de La Guaira y la Fundación de Orquestas Infantiles y Juveniles de Vargas.

"De niño quería ser músico, en bachillerato decidí estudiar medicina. He hice ambas cosas en paralelo, a los 16 años ingresé al Sistema e hice la carrera. Una me ayudó a ser mejor en la otra. La música es mi aspirina, una especie de prevención contra alguna enfermedad. La música es una gran medicina". Hoy día Eutimio coordina el Proyecto Simón Bolívar en Caraballeda, con el objetivo de llevar la música a las escuelas.

"Yo creo que la música puede mejorar la recuperación de un paciente. De hecho desarrollo ponencias sobre la influencia de la música en el manejo del dolor. En Terapia Intensiva el paciente está vulnerable y he tenido casos en que la debilidad no permite la recuperación. Hablo con el paciente y le busco música de su gusto y su estado de ánimo mejora. Es increíble ver a alguien con poca expectativa de vida y cómo le cambia el rostro y hasta canta, porque la música lo ancla con la vida. Eso me hace entender que mi servicio es a través de la música y de la medicina". La otra pasión de Pacheco es su familia, esposa y tres hijos. El mayor sigue sus pasos en la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada