A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

miércoles, 6 de agosto de 2014

María Yanes, de la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas, sostiene que médicos y especialistas no están en capacidad de otorgar el derecho a la salud y la vida a los pacientes.

Salud sin garantías

María Yanes, de la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas, sostiene que médicos y especialistas no están en capacidad de otorgar el derecho a la salud y la vida a los pacientes. Por Francisco Olivares

imageRotate
A los problemas de falta de insumos, medicinas, personal especializado y cierre de áreas, se ha agregado la situación de inseguridad que se registra en los hospitales públicos. GEORGINA SVIEYKOWSKY
Contenido relacionado
FRANCISCO OLIVARES |  EL UNIVERSAL
domingo 3 de agosto de 2014  12:00 AM
Si en algo parece haber consenso en el país es en la dramática situación por la que atraviesa la salud en Venezuela. El presidente Nicolás Maduro, el 12 de diciembre de 2013, mientras anunciaba los 5 primeros objetivos de la revolución, calificó como "una vergüenza para la revolución" el estado en que se encuentran los hospitales del país. Agregando "y tanto que invertimos para la salud del pueblo".

Ciertamente son extraordinarios los recursos que se han invertido en los últimos años en esa materia. Por ejemplo en 2013 se duplicó el presupuesto anual del Ministerio de Salud. Las asignaciones pasaron de 24 mil millones de bolívares, a 50.900 millones para reforzar misiones como Barrio Adentro III y IV, a parte de los convenios con otros países para importar insumos. Sin embargo las denuncias registradas y documentadas por Provea sobre las dificultades que afectan a la población venezolana en los centros de salud, pasaron de 1.074 en 2012 a 1.976 en 2013, "dentro de un patrón ascendente en los últimos años" indica la organización de derechos humanos en su informe 2013.

María Yanes, médico internista del hospital de El Algodonal y directora de las Redes de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas (RSCMV), grupo de profesionales que a la par de sus funciones médicas y científicas, llevan un seguimiento a la situación de la salud, considera que actualmente la crisis por la que atraviesa el país no tiene precedentes. Destaca que no solamente se están dando los factores ya conocidos, como el deterioro de la infraestructura, la inseguridad, el déficit de recursos humanos, o la escasez de insumos. A esos factores que se han agravado en el último año, se ha sumado también la del sector privado. Entre ellos destaca dos causas fundamentales que están incidiendo: la crisis económica por la escasez de divisas, y la corrupción. 

Con qué se cuenta

En el país existen 302 hospitales y 4.618 ambulatorios. La disponibilidad para los pacientes en esos hospitales es de 45 mil camas. Pero solo hay habilitadas en este momento unas 24 mil camas aproximadamente, según datos la Red de Sociedades Médicas. 

Al mismo tiempo la situación de esos hospitales se sigue agravando. La mayoría de los hospitales tienen una infraestructura deteriorada, sostiene su directora. 

En 2007 Hugo Chávez destinó recursos para la Misión Barrio Adentro III consistente en la remodelación de 62 hospitales. Cuando van siete años del indicio de esas obras, apenas se ha avanzado en 15% del plan de remodelación. A esto se agrega que en el conjunto de hospitales hay falta de mantenimiento de la infraestructura, cierre de servicios, fallas en el sistema eléctrico, fallas en el aire acondicionado lo cual es vital para los quirófanos y centros de imágenes que deben trabajar mínimo a 18 grados. Las estructuras registran filtraciones de aguas negras, cierre de áreas, y desde luego falta de equipos médicos.

Según el informe 2013 de Provea sobre salud, de los 10 hospitales más importantes del área Metropolitana, no funciona 69% de los quirófanos y 52% de las camas no están habilitadas.

De 10 hospitales que se anunciaron se inaugurarían en 2013 a nivel nacional solo se terminaron 4. Pero de estos 4 hospitales, 3 no pudieron funcionar como consecuencia de la falta de médicos y personal especializado, la inadecuada tecnología y la falta de insumos médicos. 

En enero de 2013 el presidente Maduro puso en marcha la Misión Eficacia para hacerle seguimiento a las obras del país, entre ellas, las del sector salud. Se realizaron 512 inspecciones. Las mismas revelaron que las obras de construcción en seis hospitales especializados en 5 estados del país iniciadas en 2010, estaban paralizadas. 

Insumos y materiales médicos

La escasez de insumos y materiales médicos en los centros públicos hospitalarios y asistencia en el país es de 50%, según los informes de la Red de Sociedades Médicas. A partir del último mes la escasez está aumentando en 10% por lo que el próximo mes podría llegar a 60%.

Hay falta de equipos y accesorios en las unidades de lamparoscopia, stent coronarios, marcapasos, stent carotideos, set se infusión. Por ejemplo los stent coronarios, para colocarlos a través de un cateterismo y corregir obstrucciones, son vitales para preservar la vida, en esta enfermedad que es la primera causa de muerte en el país, explica María Yanes.

Hay fallas en suministros de guantes quirúrgicos, batas quirúrgicas, cepillos quirúrgicos, cánulas nasales, máscaras de oxígeno, resucitadores, material de sutura, grapas, materiales y agentes para la esterilización, no hay válvulas para hidrocefalia, material de bioseguridad. Por falta de este tipo de materiales puede paralizarse una intervención quirúrgica.

En radio terapia se han dañados equipos, algunos por las fallas eléctricas y otros por falta de repuestos. 

En medicamentos la escasez es de 50% y para las enfermedades crónicas llega a 70%. Hay medicamentos que no se consiguen, por ejemplo para la hipertensión y cardiovasculares. En este ramo no se consigue la dioxina para la insuficiencia cardíaca. Con los retrovirales no hay continuidad en el suministro y si el paciente no recibe la dosis adecuada se le modifica la carga viral y se hace vulnerable a infecciones y otras enfermedades colaterales.

En reactivos para laboratorio la escasez es de 45% para los exámenes de rutina y 70% para específicos de diagnóstico. Entre ellos destaca los utilizados para las pruebas de tiroides, tumorales, determinación de VIH y hepatitis.

Antes en Venezuela se producían vacunas y gran variedad de medicamentos genéricos que hoy no se consiguen. 

Déficit de recursos humanos

Se estima que 60% de médicos especializados se han ido del país. Un médico residente gana 6.250, bolívares mensuales y un especialista gana 6.500 bolívares mensuales. Puede llegar a 8.000 con los bonos y guardias. Un jubilado sale con 80% de ese sueldo. Aproximadamente 60% de las promociones de cirujanos emigran hacia otros países. El déficit de enfermeras es de 60%. 

En forma progresiva ha ido disminuyendo el número de ingresos a los pos grados universitarios, indica el informe de las Redes Médicas. 

Corrupción

Se han aprobado extraordinarios recursos para el sistema público pero los resultados no se ven, señala María Yanes. Uno de los ejemplos emblemáticos ha sido el plan de remodelación que se inició en 2007 dentro de la Misión Barrio Adentro III cuando se seleccionaron 62 hospitales para ser remodelados.

Esos recursos extraordinarios fueron manejados por la Fundación de Edificaciones y Reestructuración Hospitalaria del Ministerio de Salud. Pero en siete años las obras apenas han avanzado en 15%.

De acuerdo a las observaciones de la Red Médica, las empresas contratistas destinadas para esos trabajos no tenían la experiencia en ingeniería sanitaria para cumplir con esas obras y por ejemplo en su actividad generaron problemas en áreas clave de algunos hospitales contaminando los quirófanos etc. Las contrataciones se hicieron sin licitación, de acuerdo a las denuncias del diputado oficialista Tirso Silva.

Entre 2005 y 2010 se aprobaron 4.500 millones de bolívares para la Misión Barrio Adentro III destinada a remodelación de hospitales.

En 2007 se asignaron 1.350 millones de bolívares para la remodelación de 62 hospitales.

En 2011 se asignó un crédito adicional por 2 mil millones de bolívares.

En 2013 se aprobaron 2 mil millones de bolívares.

Barrio Adentro IV proyectó construcción de 16 hospitales.

Los 10 hospitales para Caracas se le asignaron a empresas sin registro fiscal ni registro de contratistas. Se les dio 15% de avance. 

Entre los años 2007 y 2009, el ex diputado del PSUV, Tirso Silva, investigó el destino de los recursos que se otorgaron al Ministerio de Salud y a la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario (Fundeeh). En el informe que entregó al parlamento advirtió sobre el desvío arbitrario de dinero, la falta de supervisión de obras y la asignación de labores a empresas que nunca pasaron por una licitación. 

En una entrevista concedida a El Universal en abril de 2012 Silva expresó: "Investigué a fondo los recursos entregados a diez hospitales de Caracas. Posteriormente hice un informe que presenté a la Comisión de Finanzas. Eso se debió remitir a los órganos judiciales competentes, pero no estoy seguro de que eso haya sucedido".

Situación económica

Refiere María Yanes que la escasez de divisas y los controles económicos forman parte de la crisis de salud que sufre el país. Al igual que en otros sectores de la economía, esta situación se presenta dado que 95% de los materiales utilizados en el área de salud son importados. Algunos productos como vacunas y genéricos dejaron de producirse en el país. A los distribuidores privados se les adeuda una cantidad importantes de divisas y tienen bloqueadas las líneas de crédito. Adicionalmente están las trabas burocráticas para la importación la los innumerables requisitos para importar. Este año solo cancelaron 10% de la deuda pendiente de 2013. La deuda es de aproximadamente 3.200 millones de dólares.

Con Argentina existen convenios para importar equipos de radioterapia y unidades de neonatología. Con China para insumos y materiales médicos quirúrgicos. Con Cuba se importan equipos de cardiovasculares, neurología y rehabilitación. De Uruguay y Portugal se traen medicamentos. 

Según la doctora María Yanes no se conocen los alcances de estos convenios, pero tampoco se ven los resultados. No hay una información transparente de lo que se hace y en algunos casos como los materiales que se traen de China son de mala calidad. 

Inseguridad 

Cuatro planes de seguridad se han aplicado desde 2007 para atender la inseguridad que se registra en los hospitales. Cooperativas, policía comunitaria, Plan Dibise integrado por milicianos y patrullaje inteligente, pero no se han podido evitar los robos, asesinatos dentro de los centros de salud y la presencia de colectivos armados.

Desde 2009 se comienzan a registrar asesinatos dentro de los centros de salud. Algunos de ellos son ejecutados por bandas armadas. Se han registrado tiroteos entre grupos. En lo que va de 2014 se han producido estos hechos en el Hospital Clínico Universitario, en el Pérez Carreño y Hospital Vargas. 



Centralización de la salud

Un aspecto a destacar en el deterioro de la salud ha sido la centralización administrativa de esta área, sostiene María Yanes. Desde el año 2008 los hospitales del país pasaron al Ministerio de Salud. Esa medida ha generado más burocracia administrativa y la dificultad que ahora todas las decisiones se toman a nivel central. Ello no permite que los recursos lleguen en forma oportuna y suficientes. La asignación presupuestaria se produce a nivel central en el tiempo y la cantidad que consideren.

twitter: folivares10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada