A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

miércoles, 20 de agosto de 2014

ANTE LA CATASTRÓFICA CRISIS HUMANTARIA EN SALUD, LA ACADEMIA NACIONAL DE MEDICINA SE PRONUNCIA


Mostrando image001.jpg



ANTE LA CATASTRÓFICA CRISIS HUMANTARIA EN SALUD, LA ACADEMIA NACIONAL DE
MEDICINA SE PRONUNCIA


La Academia Nacional de Medicina de Venezuela, corporación oficial,
científica y doctrinaria que representa la ciencia médica nacional, así
consagrado en el Artículo 1º de su Ley Orgánica, se dirige al país y a las
autoridad competente, Tribunal Supremo de Justicia, Defensoría del Pueblo,
Fiscalía General de la República y al Gobierno Nacional, en particular a los
ministerios de Salud y de Finanzas para expresar su profunda preocupación
por la aguda crisis humanitaria en salud que vive el pueble venezolano.


CONSIDERANDO:


Que es inadmisible desde el punto de vista ético y moral que la red
hospitalaria y la red primaria de salud se encuentren en precarias
condiciones de funcionamiento sin que se haya hecho nada en concreto para
remediarla; como consecuencia del proceso de abandono, se ha profundizado la
crisis que ha alcanzado también a la red asistencial privada. En razón de la
falta de medicamentos e insumos para la salud, del deterioro de las
condiciones laborales y de seguridad en los ambientes de trabajo, de la
carencia de personal médico calificado y de otros profesionales de la salud
que han emigrado, buscando mayor seguridad personal y trabajo digno. Ni en
los peores momentos de la historia republicana se había presenciado el
efecto de la indiferencia e incompetencia gubernamental sobre la población
toda, sin distingos de capacidad económica.



CONSIDERANDO



Que contrariando todas las advertencias realizadas en los últimos meses, la
adjudicación y liquidación de divisas ha sido insuficiente y tardía, o
ausente, para remediar la crítica situación de escasez de insumos, equipos y
otros materiales que no son producidos en Venezuela, indispensables para el
mantenimiento de la salud, la curación de enfermedades y la preservación de
la vida. Ya nos encontramos en falta total o ausencia de muchos medicamentos
e insumos esenciales. Como consecuencia, se ha llegado al hecho inverosímil
e inédito en nuestro país de la suspensión de las intervenciones electivas
en la mayoría de los hospitales y clínicas privadas, con el objeto de
asignar las existencias sólo para pacientes en situación de emergencia.



CONSIDERANDO



Que la deuda con proveedores extranjeros que suministran el 90% de
materiales e insumos médicos es cercana a los 363 millones de dólares y, en
el área de fármacos, (materias primas y productos terminados), la deuda
asciende a unos 970 millones de dólares, así, que la totalidad de la deuda
sobrepasa los 1.300 millones de dólares. Que el monto de aprobación de
divisas para el sector salud en el año 2014 es menor que el correspondiente
al año 2011, cuando las necesidades de la población han aumentado, lo que
amenaza en perpetuar la carencia de estos bienes.



CONSIDERANDO:



Que existen cerca de seis mil pacientes que esperan ser operados de
condiciones tales como cáncer, enfermedad coronaria y otras serias
enfermedades.

POR TANTO EXIGIMOS:



1.   Que el Gobierno Nacional declare la emergencia sanitaria a fin de poder
tomar decisiones de alto gobierno que permitan la fluidez de las divisas, la
reanudación de los créditos y la reaparición de los insumos y materiales
quirúrgicos, y que asigne recursos económicos suficientes, con prioridad
hacia el área de salud.

    Que los Órganos del Poder Moral apoyen las acciones de amparo
introducidas por particulares ante el Tribunal Supremo de Justicia para
garantizar y proteger el derecho de los ciudadanos al acceso de medicamentos
y a los servicios asistenciales, como parte del derecho a la salud y a la
vida, inalienables e imprescriptibles.



La Academia Nacional de Medicina ofrece y ratifica sus buenos oficios
destinados a mejorar y solucionar la grave situación sanitaria que aqueja al
pueblo venezolano.



Caracas, 19 de agosto de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada