A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Alirio Palacios: "Soy dibujante y grabador. El dibujo para mí, lo es todo" "Veo la seriedad de un artista que se compromete con problemas del arte muy complicados"

Alirio Palacios: "Soy dibujante y grabador. El dibujo para mí, lo es todo"

"Veo la seriedad de un artista que se compromete con problemas del arte muy complicados", señala el artista visual.

imageRotate
"Reverón fue el mejor dibujante que ha tenido Venezuela", opina Palacios (Nicola Rocco)
ÁNGEL RICARDO GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
miércoles 17 de septiembre de 2014  08:20 AM
Alirio Palacios llega en silla de ruedas empujado por una joven. Toda la Galería de Arte Ascaso es suya de nuevo. En la sala principal están sus emblemáticos caballos, un árbol metálico, y una interesante serie titulada A propósito de Remington, donde hay caballos -otra vez- pero montados por vaqueros del viejo oeste norteamericano. El artista se detiene, sin embargo, en el único texto que hay en toda la exposición.

Su amigo, el poeta Vicente Gerbasi (1913-1992) escribió: "Los peces colgados /entre sombras /y resplandores /el rostro de un hombre /detrás de una telaraña /los ojos /de los pájaros muertos /cabezas de perros /ladrándole a la luna /fantasmas huyendo /con la lluvia /la brujería en el Delta /del Orinoco /me coloca dentro y fuera del cuadro /ante un espejo".

Manchas de asombro II inicia este domingo en la galería de Las Mercedes, donde se reúne la que para Palacios, es su muestra más concreta, la integración de sus temas, técnicas y apuestas. "He hecho en Caracas cuatro exposiciones importantes, las demás han sido pequeñas... Esta individual es de las más importantes porque yo veo la seriedad en un pintor que se compromete con problemas del arte muy complicados como es la abstracción, la figuración... Yo pinto una mancha abstracta y a la vez pinto dos caballos, que podrían parecer ridículos o cursis, pero no, esos caballos están basados en una tradición de la cultura de los grandes jinetes chinos", comenta el artista. Se refiere aPiedra, caballo y paisaje N° 1, 2012, pieza de 154 x 130 cmts, que identifica a la muestra.

Son 37 obras de arte distribuidas en los tres niveles que posee Ascaso. El visitante podrá apreciar desde lo más figurativo hasta lo más abstracto, desde dibujo y pintura, hasta escultura y frisos.

Alirio Palacios nació en 1938 en una población llamada Volcán, cerca de Tucupita, capital de Delta Amacuro. Tras estudiar de 1954 a 1960 en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, se convertiría en el ser cosmopolita que representa a Venezuela en el VII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en Viena, Austria (1959), para luego vivir y crear -que para él es lo mismo- en Italia, Hungría, China, Moscú, Polonia, Suiza y Nueva York, ciudad que comparte con Caracas como residencia en la actualidad.

"Nueva York es para mí una fuente importante del arte contemporáneo y del arte tradicional. Es una ciudad que tiene posibilidades para todas las cosas estables del arte, para crear, para trabajar bella y libremente con gran belleza", opina sobre la urbe estadounidense. No obstante, se queda con Venezuela, "me gusta mucho mi país".

"Buscar para encontrar", es una frase que acuñó Leonardo Da Vinci, pero antes usaban los chinos, explica Palacios, quien la tiene como uno de los ejes de su creación. Una mancha no es un accidente en un cuadro, sino que tiene un valor artístico; ningún elemento es casual en su obra. "Pones una piedra allí, cualquiera, corrugada, rota, ponla allí y comienza a observarla lentamente, sigue viéndola, y vas a encontrar personajes, hombres a caballo, guerreros... Eso es 'Buscar para encontrar'. Lo mismo ocurre en una mancha de agua o de tinta", explica quien se considera principalmente dibujante.

"La escultura me sirve para experimentar y le ha dado fuerza a mi obra, pero para mí el dibujo lo es todo. Soy dibujante y grabador", aclara quien estará presente este domingo en la inauguración de Manchas de asombro II, en la Galería de Arte Ascaso, en la avenida Orinoco de Las Mercedes.

agomez@eluniversal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada