A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

domingo, 3 de febrero de 2013

El mecenazgo de Aziz Muci-Mendoza durante los períodos en que Cora Páez de Topel Capriles fue Presidenta del Ateneo de Valencia 1974-1976 y 1976-1978.


Atena Giustiniani, copia romana del original 
griego atribuido a Fidias.                                                         
Museos Vaticanos.

Atenea compitió con Poseidón por ser la deidad protectora de Atenas, que aún no tenía nombre, en una versión de su mito fundacional. Se acordó que cada uno daría a sus habitantes un regalo y que éstos elegirían cuál preferían. Poseidón golpeó el suelo con su tridentee hizo brotar una fuente, lo que les daba un medio de comerciar y agua (en su cima Atenas fue una importante potencia marítima, derrotando a la flota persa en la Batalla de Salamina), pero ésta era salada y mala para beber. (En una versión alternativa, Poseidón ofrecía el primer caballo.) Atenea ofreció el primer olivo domesticado. Los ciudadanos (o su rey, Cécrope) aceptaron el olivo y con él el patronazgo de Atenea, pues les proporcionaba madera, aceite y alimento. Robert Graves opinaba que «los intentos de Poseidón por tomar posesión de ciertas ciudades son mitos políticos» que reflejaban el conflicto entre religiones matriarcales y patriarcales.14Atenea fue también la diosa protectora de otras ciudades, notablemente de Esparta.
Una variante de este relato es que los propios atenienses eligieron por votación a uno de los dos dioses para que diera nombre a su ciudad. Todas las mujeres votaron por Atenea y todos los hombres por Poseidón. Ganó Atenea por un solo voto y Poseidón inundó la región. Para calmar la cólera de Poseidón desde entonces las mujeres dejaron de tener derecho al voto y los hijos no podrían tener nombres derivados del nombre de la madre
Atenea tenía una relación especial con «Atenas», como demuestra la conexión etimológica de los nombres de la diosa y la ciudad,20 un nombre plural porque aludía al lugar donde presidía su hermandad, las Athenai, en tiempos anteriores: «Micenas era la ciudad donde la diosa era llamada Micena (Mykene), y Micenas es el nombre en plural para la hermandad femenidad que la asistía allí.Su genio cubre el campo de la música y el baile: fue la inventora de la flauta y la trompeta,34 así como de la danza de guerra pírrica, de la que se decía que fue su ejecutora más antigua, en la celebración de la victoria de los dioses sobre los Gigantes. En suma, Atenea y Hefesto fueron los grandes patrones de artes tanto útiles como elegantes. Por ello se la llamaba Ergane,35 y los autores posteriores la hicieron diosa de toda la sabiduría, el conocimiento y el arte, y la representaron sentada a la derecha de su padre Zeus y apoyándole con sus consejos.36
Como todas las demás deidades que se suponía que dispensaban las bendiciones de la naturaleza, es la protectora del crecimiento de los niños, y como diosa del cielo claro y el aire puro, otorga salud y aleja la enfermedad. Más aún, en Atenas era una deidad patrona del estado y la protectora (con Zeus) de las fratrías y las casas que formaban la base del estado. En Atenas y Esparta protegía las asambleas populares y deliberativas. En los demás sitios presidía sobre las mayores uniones de gente. También mantenía la autoridad de la ley, la justicia y el orden, en las cortes y la asamblea del pueblo. Esta noción era tan antigua como los poemas homéricos, en los que se describe a Atenea ayudando a Odiseo contra la conducta sin leyes de los pretendientes.37 Se creía que había instituido la antigua corte del Areópago, y en casos en los que los votos de los jueces estaban empatados, daba el decisivo en favor del acusado.38
Atenea promocionaba la prosperidad interna del estado, al fomentar la agricultura y la industria y al mantener la ley y el orden en todas las transacciones públicas, y de la misma forma también lo protegía de los enemigos extranjeros, y así asumía el carácter de una deidad de la guerra, aunque en un sentido muy diferente al de AresEris o Enio. Según Homero ni siquiera llevaba armas, sino que las tomaba prestadas de Zeus,39 guardaba a los hombres de la masacre cuando la prudencia lo requería,40 y repelía el salvaje amor por la guerra de Ares, conquistándolo.41 Atenea no ama la guerra por sí misma, sino solo por las ventajas que ganaba el estado al emprenderla, y por tanto sólo apoya aquellas empresas bélicas que se iniciaban con prudencia y que probablemente arrojaran resultados favorables.42 En época de guerra, las ciudades, fortalezas y puertos quedan bajo su especial protección.
Como diosa prudente de la guerra también era la protectora de todos los héroes que se distinguieron por su prudencia y buenos consejos, así como por su fuerza y valor, como HeraclesPerseoBelerofonteAquilesJasónDiomedes y Odiseo. Como diosa de la guerra y protectora de los héroes, Atenea suele aparecer con armadura, con la égida y una vara dorada, con la que otorga a sus favoritos juventud y majestad.43Fue una de las deidades más representadas en el arte griego y su simbología ejerció una profunda influencia sobre el propio pensamiento de aquella cultura, en especial en los conceptos relativos a la justicia, la sabiduría y la función social de la cultura y las artes, cuyos reflejos son perceptibles hasta nuestros días en todo el Occidente.


Aziz se mantuvo muy activo durante esos años de una manera que no ha sido  registrada por los libros pero que permitieron la realización de muchas cosas, eventos, reuniones, reconocimientos de los que sólo conocemos los registrados en el libro "Razón de una Memoria" de Vitalia Muñoz de Chacín en sus páginas 124-134.

De esa actividad lo concreto que puedo reproducir es:
- Con motivo del Año Internacional de la Mujer y el XL aniversario de la fundación del Ateneo de Valencia,
Aziz Muci-Mendoza regaló la placa conmemorativa de dicha efemérides donde aparecían grabados los nombres de las ex-presidentas del Ateneo de Valencia desde 1936 hasta 1976. Dicha placa se colocó frente a la entrada del edificio, en la pared del patio central del mismo. Nunca fue removida de ese patio central porque era un emblema del significativo compromiso entre la Diosa Atenea y el "alma" de la ciudad, representada en sus mujeres, en este caso las presidentas de la institución a lo largo del tiempo. Lastimosamente durante la larga Presidencia del Dr. José Napoleón Oropeza, primer hombre que irrumpe y rompe la tradición ateneísta occidental, con las consecuencias conocidas... Esa placa fue quitada del lugar y no se sabe donde está...

-La Junta Directiva del Ateneo de Valencia correspondiente al período 1976-78 presidida como ya dije
por la señora Cora Páez de Topel, y en la que Aziz era vocal, con motivo también del aniversario de la institución se llevó a cabo la exposición de los Premios "Andrés Pérez Mujica", los cuales se exhibieron por primera vez, y se publicó además en el Diario "El Regional", un Suplemento Especial preparado por el Ateneo bajo la dirección de Aziz Muci-Mendoza, la diagramación a cargo del periodista Méndez Franceschi
(a quien en los años de mi trabajo con Aziz siempre veía en su casa con proyectos que siempre Aziz respaldaba, igual que Miguel Torrence), el diseño a cargo de Giovanni Ramírez y las ilustraciones de Aziz Muci-Mendoza, Luis Herrera Vieira, Alfredo Rodríguez e Irene Kresz.
En este acto especial, entregaron reconocimientos a los medios de comunicación social: "El Carabobeño" y "Hora Cero", asi como a muchas personalidades por la colaboración y los servicios prestados a la institución en su XL aniversario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada