A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

domingo, 29 de diciembre de 2013

El advenimiento de un nuevo año nos fuerza a hacer un balance de nuestras vidas, tan íntimamente ligadas a la expatria donde vivimos.

Elogio del año nuevo...

El Universal 29 de diciembre 2013 
RAFAEL MUCI-MENDOZA
El advenimiento de un nuevo año nos fuerza a hacer un balance de nuestras vidas, tan íntimamente ligadas a la expatria donde vivimos. Solemos hacer votos por cambios positivos; solemos hacer duelo por lo que pospusimos, por lo que ya pasó y no resolvimos con coraje... 
Pedimos porque verdaderos patriotas y demócratas erradiquen el comunismo de la patria de Bolívar, vendido como socialismo del siglo XXI. Miremos hacia Cuba, arruinada, roñosa y triste, siempre mendicante, siempre dependiente de quien le dé de comer: antes los gringos, luego los rusos y ahora nosotros; una sardónica mueca de país desde hace 55 años cuando la peor clase de esclavitud le fuera implantada. Será un año de cambios, no lo dudamos. El año del despertar patriótico y de echarle hombros a nuestro porvenir dejando atrás el devastado país en que hemos devenido. Todavía estamos a tiempo para despertar y dejar de un lado la mentira de una lucha asimétrica entre demócratas y dictadores. O nuestros invidentes dirigentes ven la realidad o vamos al suicidio en masa. Ya basta de tanta división, de tanto odio, de tanto malvado gobernando. Queremos vivir en una Venezuela productiva, donde volvamos a ser hermanos, tolerándonos unos a otros, ayudándonos y soportándonos. 
No queremos nuestros hijos ideologizados, nuestra medicina segundona y atrasada, nuestros hospitales menguados, nuestras industrias decadentes, nuestro dinero regalado, nuestra historia tergiversada, la información deformada e interesada, las calles: ríos de sangre de jóvenes arrebatados por la criminalidad sin justicia, la soberanía nacional delegada a extranjeros expoliadores... Comunistas, vayan pensando a dónde ir... Tendremos un nuevo año pródigo en independencia y libertad, y estoy seguro que así vendrá. 
rafaelmuci@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada