A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

domingo, 16 de octubre de 2016

El historiador Germán Carrera Damas, quien fuera embajador en Colombia, afirmó que para los venezolanos el ultranacionalismo es tan mítico como el capitalismo moderno

Carrera Damas: “Victoria del No en Colombia puede eclipsar los soles en Venezuela”

El historiador Germán Carrera Damas | Foto Cortesía
El historiador Germán Carrera Damas | Foto Cortesía
El historiador Germán Carrera Damas, quien fuera embajador en Colombia, afirmó que para los venezolanos el ultranacionalismo es tan mítico como el capitalismo moderno

—¿Imagina si los asesinos del tren de El Encanto hubieran sido exculpados?
—¿En compañía de quien produjo la consigna de un policía diario?
—¿Se trató bien en el país el proceso contra la guerrilla?
—Se violó hasta el precepto cristiano católico que reza "perdona, pero castiga primero".
—Ex embajador en Colombia, ¿por qué no se pudo pacificar a la hermana república?
—Comprada, la paz no llega ni a tregua.
—¿Habrá que pacificar a Trump?
—Solo haciendo que la cordura prevalezca en la pugna con la prepotencia. ¿Una vez más el pueblo norteamericano en lucha contra el totalitarismo?
—¿El error del Estado colombiano ante las FARC y el ELN durante 50 años?
—La burguesía colombiana, grande y pequeña, ha dejado de contemplar el conflicto como si fuese un partido de fútbol provincial.
—¿Es Santos tan santo como parece?
—Depende de si lo miras de cerca o de lejos... Los santos lucen más santos mirados desde lejos.
—Aunque desde lejos le llegó el Premio Nobel de la Paz...
—Te confieso que no he querido pensar en eso.
—¿Con qué asemeja la imagen del presidente colombiano flanqueado por Timochenko y Raúl Castro?
—Muy difícil verle la aureola... Me resisto a pensar en el Gólgota.
—¿Influirá en Venezuela la victoria del No?
—Podría causar un eclipse de soles.
—¿Estimulará el efecto dominó en el Continente?
—Ni el juego ni las fichas los inventaron los jugadores... Sí las picardías.
—¿Llegará a gobernar en Colombia la guerrilla como pasó aquí 40 años después?
—El tren militarista, como todo tren, solo admite un vagón de cola. Pero en Venezuela habían desaparecido los trenes.
—¿Por qué 65% de los colombianos no dijeron ni Sí ni No?
—Todos dijeron paz, desconcertando así la falaz dialéctica narcoguerrillera.
—¿El verdadero interés de esta negociación?
—¿Otra vez, rescatar a los mismos náufragos?
—¿Es Maduro mejor presidente que canciller, o viceversa?
—¿Sirvió mejor a Hugo de lo que ha servido a Fidel?
—¿Es el periodismo de hoy la historia del mañana?
—Solo si los periodistas pueden equivocarse tanto como los historiadores, o si los historiadores pueden equivocarse tanto como los periodistas.
—¿Para qué sirve la historia?
—Para que lo pregunten y hacerla reírse de las respuestas.
—¿Le sirve a la historia el periodismo?
—Pregúnteselo a Ramón Hernández.
—¿La utilidad del ultranacionalismo?
—Para los venezolanos el ultranacionalismo es tan mítico como el capitalismo moderno. Esperemos llegar al umbral de uno y otro para decidir si pasamos adelante.
—Pío Baroja decía que era una enfermedad que se curaba viajando...
—Recuerdo que un ilustre venezolano sentenció que era posible viajar en el fondo de un barco.
—¿En qué página va esta historia llamada Venezuela?
—Tras doscientos años de lucha contra el despotismo, esta sociedad que se llama Venezuela se halla en la fase culminante de su larga marcha hacia la democracia.
—¿Se pasará la página del pase de facturas por hechos de hace 50 años?
—Los pueblos maduros no temen hacer justicia. ¿Es la democracia un síntoma de madurez?
—¿Pasarán 18 años más echándole la culpa de todos los males al puntofijismo?
—Tengo la convicción de que el así vituperado acuerdo, entre la sensatez y el patriotismo, será valorado, históricamente, como nuestro ensayo general de la democracia.
—¿Un héroe del siglo XX?
—Rómulo Betancourt.
—¿Cómo pasará a la historia el socialismo del siglo XXI?
—Declaré una vez a la prensa que Chávez será una verruga en la historia de Venezuela.
—¿Una renuencia histórica?
—No comprender que en el 24 de junio de 1821 el ejército de la República de Colombia, comandado por el general colombiano nacido en Caracas Simón Bolívar completó en la llanura de Carabobo la independencia de la República de Colombia, y por lo mismo la de su Departamento de Venezuela.
—¿Qué clase de historia sale de un historiador adoctrinado?
—En la Cuba actual no puede haber historiadores, si bien tampoco cocineros... ¿Será por falta de ingredientes o por la tiranía del recetario?
—¿Una convicción de historiador?
—Si actual, la de que, en Venezuela, nunca la democracia ha sido más fuerte que ahora: está en la sociedad y desde ella asciende, como se comprobó en el 6-D de 2015 y en el 1º de septiembre de 2016.
—¿Una imprecisión histórica?
—Cuando incurrí en la candidez de creer que era posible hacer el hombre nuevo; y más aún, que podrían fabricarlo los estalinistas.
—¿Una revolución bonita?
—Sí, una, la que en octubre de 1945 nos puso, por fin, en marcha hacia nuestra conformación como una nación.
—¿Decrece en el connacional el interés por su historia?
—¿No parecen creer quienes nos mandan, en sus peroratas, que al venezolano le interesa más "la historia" que la harina Pan?
—¿Qué ocurre cuando un pueblo olvida su historia reciente?
—No existe la historia reciente, existe la historia; es decir, la que nos enseña que las empresas de dominación de pueblos han comenzado siempre por saturar de mentiras su conciencia histórica.
—¿La olvida el soberano venezolano?
—No solo no la olvida: la vive y la defiende, vuelta creencia en libertad e igualdad.
—Ex embajador de Venezuela en Suiza, ¿aprendió el venezolano que "no somos suizos"?
—Aprendí que no somos tan diferentes como creemos ni tan iguales como podríamos llegar a desearlo. Aprendí, también, que podíamos ser, como lo fuimos, ejemplo y modelo en el ejercicio de la democracia.
—¿Ha variado la enseñanza de la historia en las últimas décadas?
—¿Te refieres a enseñado o a ensañado?
—En Venezuela, ¿todo tiempo pasado fue mejor?
—Voy a parafrasear a nuestro héroe del siglo XX: no somos un pueblo del pasado ni del presente, sino del futuro.
—¿Un alumno que lo haya superado como maestro?
—Son muchos... pero entre todos.
—Usted, que inauguró la Cátedra Simón Bolívar en las universidades de Colonia, República Federal Alemana, y Nacional Autónoma de México, ¿qué estuviera haciendo el Libertador en estos momentos?
—¿Compraría El Nacional para enterarse de lo que pasa en Venezuela?
—Cuando escribió El Culto a Bolívar en 1969, ¿imaginó lo de estos años recientes?
—Más que de la obra, que entra en su octava edición, me siento orgulloso de haberme atrevido a obsequiársela a nuestra conciencia histórica.
—¿Bolivariano?
—Sí, por su máximo y ejemplarizante legado: la creatividad.
—¿Un reivindicado por la historia?
—El venezolano del último siglo, que fue sentenciado como socialmente incapaz de instaurar la democracia ejerciendo la soberanía popular.
—¿Cómo se bambolea la adulancia en la historia?
—La adulancia, como la sumisión, es el equivalente de "la democracia participativa y protagónica".
—¿Y el nepotismo?
—Fuimos Estado de Venezuela, luego Estados Unidos de Venezuela, luego República de Venezuela, luego República Bolivariana de Venezuela... ¿Para terminar siendo una autocracia nepótica?
—¿Se rompió el patriarcado en la Academia Nacional de la Historia?
—Entre las muchas cosas incómodas que enseña la historia está la de que el matriarcado suele ser la matriz del machismo.
—¿Un error histórico?
—El que cometió Acción Democrática al dañar su legado histórico defenestrando preventivamente a Carlos Andrés Pérez, instigada por mezquinos figurines.
—¿Teme este gobierno a un referéndum, como Pérez Jiménez en 1957?
—Solo los genuinamente valientes viven su muerte.
—¿Qué pasaría en Venezuela si el chavismo, una vez alejado del poder, siguiese el ejemplo que el ELN dio?
—Todo eso lo hemos vivido y superado desde 1957.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada