A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

jueves, 7 de mayo de 2015

Elogio del altruismo... Rafael Muci-Mendoza

Mostrando image001.jpg


Elogio del altruismo...

Rafael Muci-Mendoza



¨Yo no estimo tesoros ni riquezas,

y así, me causa más contento

poner riquezas en mi entendimiento

que no mi entendimiento en las riquezas¨.

Sor Juana Inés de la Cruz



¿Un comisario de la revolución bonita consultaría él mismo o llevaría a un
hijo enfermo a un CDI cubano o a un médico integral comunitario? Con
absoluta franqueza responda por favor, aunque sea para sus adentros... Cada
chavista por seguro que tiene un médico venezolano, internista, un pediatra,
un cirujano de su confianza o un obstetra de su amistad a quien confiar su
preciada salud o la de sus familiares; o en su defecto, la posibilidad de
viajar al exterior como ocurrió con Chávez y su equivocado destino, o
recientemente sucediera también con un ministro que  acompañando a Brasil a
su esposa en un tratamiento de salud, se vio envuelto en un escándalo porque
la nana llevaba en su maleta una pistola. Entiendo que está en su derecho,
aunque me temo que no tuvo problemas éticos con los dólares preferenciales
que le fueron asignados o con la cola en un avión de PDVSA de la que fue
beneficiado... De nuevo me pregunto, ¿será que los médicos cubanos, Barrio
Adentro I, II, y III o los médicos integrales comunitarios, que ahora serán
especialistas, les quedan muy pequeño? ¿o quizá esa ¨pobre medicina para
pobres¨, como podría definírsele, no se ajusta a sus estándares de
excelencia? ¿Refleja ello la ¨oscuridad de un egoísmo destructivo¨? Déjenme
decirles que me siento muy mal por esos ¨médicos¨, por el engaño a que han
sido sometidos, por la amputación de sus deseos de ser realmente bien
formados y útiles, y espero que muchos hayan desertado al saberse perdidos
en medio de una jungla de pacientes y enfermedades, pues en medicina, no
basta con el trato cordial, cercano y misericordioso con el paciente, es
también indispensable saber cómo exteriorizar la enfermedad interiorizada a
través del análisis de los síntomas -tantas veces intrincados-, del examen
escrupuloso e inteligente del cuerpo, la mente y el mundo externo donde se
desarrolla el drama de la enfermedad, de la indicación apropiada del examen
complementario que convenga y en el momento en que convenga, y de la
elección e indicación del tratamiento adecuado y oportuno, sin excesos ni
regateos... Todo ello en medio de un clima de altruismo y respeto...



La pobreza más pobre, esa que anduvo agazapada durante la mal llamada
¨cuarta república¨, hoy trata de erguirse multiplicada, cabizbaja y sin
esperanzas en los barrios o andurriales que penetran las ciudades como
jipatos espectros del pasado en esta, MI Venezuela, la de las reservas
petroleras que habremos de comernos porque la chorocracia que nos
desgobierna lo que no se roba lo entrega como si fuera suyo propio... Si
Dios nos concedió descomunales riquezas, a su lado y como contrapeso puso a
los chavistas, de hambre atrasada, mucho más insaciables y corrompidos que
los adecos y copeyanos juntos, abundosos en vicios y despoblados de
altruismo y de virtudes teologales: fe, esperanza y caridad.



Y es que el altruismo es una conducta humana consistente en brindar una
atención desinteresada al prójimo, aun cuando dicho esmero atente contra el
bien propio. Puede entenderse, por lo tanto, que el altruismo es lo opuesto
al egoísmo o amor inmoderado que un sujeto siente por sí mismo y que lo
lleva a atender desmedidamente su propio interés.

Mostrando image002.jpg

Y viene a cuenta el nombre de George R. Price (1922-1975), estadounidense,
genetista de poblaciones, originalmente gran ateo luego vuelto religioso,
físico, químico, y más tarde un periodista científico: La ecuación de su
autoría explicó cómo el altruismo podría prosperar, incluso entre grupos de
personas egoístas. Su ecuación matemática abordó un problema que ha
desconcertado a los científicos desde que Charles Darwin publicara ¨El
origen de las especies¨, más de un siglo atrás: Si somos criaturas egoístas,
comprometidas en una batalla por la supervivencia, ¿por qué sucede el
altruismo? ¿Por qué mostramos bondad hacia los demás, incluso a costa de
nosotros mismos? Pasó la última parte de su vida ayudando a alcohólicos y
sin techo, a menudo invitándolos a vivir en su casa y, aunque la mayoría de
sus pertenencias fueron robadas, no se inmutó hasta que se vio obligado a
salir de su casa debido a problemas de construcción no atendidos. Después de
dar todos sus bienes a los pobres e incapaz de ayudar a los desamparados,
entró en una profunda depresión. El 06 de enero de 1975, Price se suicidó
utilizando unas tijeras para cortar su arteria carótida y sus restos
descansan en una tumba anónima y sin lápida en el cementerio de Saint
Pancras, al norte de Londres.

La biología evolutiva y la etología sostienen que el altruismo también es un
patrón de comportamiento animal que lleva a un ejemplar a poner en riesgo su
propia vida para proteger y beneficiar a otros miembros de su especie;
veamos...


Mostrando image003.jpg


Colonias de Dictyosteliumdiscoideum, gacela centinela y los vampiros...


¿Por qué cuándo en un pequeño suelo las amebas
Dictyosteliumdiscoideum se quedan sin bacterias para comer ¨comienzan a
hablar entre ellas¨ y se reúnen hasta constituir una colonia de cerca de
cien mil elementos, sacrificándose muchas en el proceso para formar un
cuerpo fructífero donde algunas puedan subir portando ¨semillas¨ de
bacterias para ser llevadas lejos de la escasez en las patas de un insecto o
en las alas de un viento feliz ?,

·       ¿Sabiendo que dos noches sin su ración les hace morir de inanición,
por qué comparten los vampiros (Desmodus rotundus) la sangre mediante
regurgitación boca a boca al final de una noche de presa donde cerca de un
30% de los miembros de la colonia tuvieron menos éxito en la caza?

·       ¿Por qué la gacela centinela salta de abajo a arriba en forma
repetitiva cuando descubre un león acechante, exponiéndose en forma precaria
entre la caza y el cazador hambriento?



¿Y todos estos ejemplos qué tienen que ver con la moral de los seres humanos
si de hecho existe un origen natural de nuestros propios actos de bondad? ".
La biología no es destino - es la capacidad y el cambio. Claramente, el
proceso evolutivo nos ha dado la capacidad para la empatía y el altruismo, y
también nos ha dado la capacidad para la violencia, para la xenofobia y la
agresión. Pero la cuestión es de si, y en qué circunstancias podemos ejercer
esta bondad, lo que ya no sería una cuestión biológica sino de escogencia.
En el sentido más amplio, este es fundamentalmente el problema, una
característica del ser humano social y político.



Ser altruista es asimilar que nuestra esencia personal no reside en nuestro
cuerpo físico. Esa esencia va mucho más allá. Se expande hacia nuestro
entorno. Hacia nuestros seres próximos, sean queridos o no. Y no sólo a los
seres humanos, también otros seres vivos, pues somos "entidades
universales", tan prescindibles como imprescindibles en la vasta inmensidad
del Universo...



Por lo tanto, el altruismo no es un acto de bondad gratuita sino un acto de
asimilación de nuestra realidad personal... Una realidad que va mucho más
allá de nuestro cuerpo... o de nuestra conciencia... o de nuestra alma... o
de nuestro espíritu... Va muchísimo más allá...



El miserable modelo cubano y sus provectos ejecutores, desvergonzados y
procaces, que ya ni a ellos les sirve después de haber hecho tanto daño y
que, finalmente, como vulgares rameras muere vendiéndose al envidiado
Imperio Gringo ¨come home¨, es ignorado por Maduro y su claque, que quieren
a costa de lo que sea, demostrar una vez más que a nuestro país, tampoco ni
le conviene ni le sirve. Aunque no me unen lazos de amistad ni de
familiaridad con el señor Lorenzo Mendoza Fleury a quien no tengo el gusto
de conocer, le expreso mi admiración por su coraje, liderazgo y altruismo,
pues pudiendo migrar del país sin ninguna dificultad, donde molesta al
gobierno con su compromiso, permanece al pie de su empresa y persiste en su
intento por hacer de Venezuela un país decente, donde de la mano, la empresa
privada y el gobierno puedan elevar el nivel de educación, vida vivible y
confort para todos.




Para leerme pueden seguir estos enlaces o copiarlos en la barra del
buscador:

https: //www.tumblr.com/search/rafael+muci+mendoza
<https://www.tumblr.com/search/rafael+muci+mendoza>

https://www.facebook.com/MuciMendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada