A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

sábado, 3 de agosto de 2013

En la década de los 60, Los 007 todavía no ensayaban formalmente en un estudio. La agrupación venezolana de rock-pop tocaba en el cuarto de su guitarrista y vocalista José Galpasoro, en el estacionamiento de la casa del vocalista Jorge Chapellín, y los fines de semana en casa de "Manolo", el baterista. En esa misma época, Trino Mora se unió a la agrupación Los Duendes y cantaba en el callejón Berrizbeitia en El Paraíso, siempre acompañado de los patoteros. Por los años 70, Frank Quintero y Los Balzehaguaos abrieron el concierto de los Jackson 5 en El Poliedro.

Una biblioteca musical del siglo XX

"La discoteca" inaugura mañana en la Hacienda La Trinidad

imageRotate
| 1 | 2 | 3 | 4 |
JESSICA MORÓN |  EL UNIVERSAL
sábado 3 de agosto de 2013 
En la década de los 60, Los 007 todavía no ensayaban formalmente en un estudio. La agrupación venezolana de rock-pop tocaba en el cuarto de su guitarrista y vocalista José Galpasoro, en el estacionamiento de la casa del vocalista Jorge Chapellín, y los fines de semana en casa de "Manolo", el baterista. En esa misma época, Trino Mora se unió a la agrupación Los Duendes y cantaba en el callejón Berrizbeitia en El Paraíso, siempre acompañado de los patoteros. Por los años 70, Frank Quintero y Los Balzehaguaos abrieron el concierto de los Jackson 5 en El Poliedro. 

Estas son algunas de las anécdotas que un melómano como Vicente Corostola (Caracas, 1970) cuenta en La Discoteca, una muestra en la que exhibe a partir de hoy 350 discos en formatos variados (vinilo, CD's y cassettes) junto a 600 canciones que integran su colección. 

"Es una exposición de la historia discográfica del pop-rock venezolano del siglo XX", explica el también curador de la exhibición que inaugura mañana en la Hacienda La Trinidad Parque Cultural. 

A la entrada de la Casa Principal, una rocola recibe al espectador, que puede sentirse libre de colocar la música que le provoque.

De las paredes cuelgan las carátulas y discos de vinilo de cantantes y agrupaciones venezolanas de la década de los 60 hasta pasados los 90. "Reunimos desde algunos discos de Trino Mora hasta Dermis Tatú. El álbum en el que Henry Stephen interpreta el inolvidable tema Limón limonero, trabajos discográficos de rareza extrema como Leo Cavallo, los experimentos electrónicos de Chelique Sarabia, una fusión de Frank Quintero y Los Balzehaguaos, el heavy metal de Arkangel, el rock progresivo de Aditus, hasta llegar a bandas de la movida punk y post punk como Sentimiento Muerto. No falta el ska de Desorden Público y la gozadera de Los Amigos Invisibles", detalla el director de arte, egresado de la Universidad José María Vargas. 

Pero el recorrido comienza con una muestra del trabajo discográfico de los músicos de los años 60, como Trino Mora, Carlos Moreán, Henry Stephen y Los 007. "La exposición está dividida en bloques y cada uno reúne la música de esa década. Los discos tienen debajo una suerte de ficha con información de la producción que obtuve luego de entrevistar a algunos artistas y hurgando entre los libros", describe Corostola. 

En algunos espacios, como el que está dedicado a Los Darts, Los Impala, Ivo, Los Menphis y Los 007, se incorporan frases que aluden a esas historias contadas por los intérpretes: "Estas las coloqué en una calcomanía grande que va arriba de los discos. Por ejemplo: donde están Los 007 hay una frase que dice: 'Unos novios, un muerto, un accidente y una lloradera', esto lo cuenta Manolo Álvarez (baterista) en una entrevista acerca de su canción El último beso". 

Entre las bandas de los 70, se muestran los discos de Spiteri, Los Kings, Aldemaro Romero, Chelique Sarabia y otros que se únen a los artistas de la década de los 80-90, como Yordano, Aditus, Sentimiento Muerto y Zapato 3 -los tres últimos también se exponen en cassettes-. 

En el formato CD's se muestran bandas de todos los tiempos. "Hay álbumes de Los Amigos Invisibles, La Hermandad, Metro y Pacífica", revela el autor de la exposición, quien para completar la exhibición recurrió a algunos amigos y visitó ventas de garage donde adquirió versiones auténticas como la de Gerry Weil con La Banda Municipal. "Este es un trabajo discográfico que fue reeditado. Es una joya", dice Corostolo tras agregar que "a lo largo de la exhibición se incorporan tres estaciones musicales, en las que los visitantes se podrán colocar unos audífonos y escoger entre un repertorio de 600 canciones para disfrutar". 

"Muchas de las obras expuestas son objetos de enorme valor musicológico y testigos excepcionales del latido de la humanidad en distintas décadas, revelándonos sincretismo, fantasía y numerosas conquistas estéticas fijadas en redondeles de vinilo", remata el músico José Ignacio Benítez en el texto que se muestra en sala. 

La Discoteca se exhibirá hasta el 08 de septiembre. En el interín se llevará a cabo un ciclo de actividades paralelas que completan la exposición. 

El viernes 9 de agosto, por ejemplo, el autor del libro La historia del rock en Venezuela, Eddio Piña, ofrecerá una charla que profundiza en el recorrido por la música de hace cinco décadas. 

Andrea Lacoste y Laura Guevara concluyen el programa con un concierto el domingo 11 de agosto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada