A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

miércoles, 31 de julio de 2013

En la Galería de Arte Nacional (GAN) se inauguró, el viernes en la noche, Intimismo y épica. Las dos travesías de Arturo Michelena, calificada por el maestro Juan Calzadilla, director general de la institución, como la exposición más importante que se ha realizado sobre uno de los pintores venezolanos más destacados de todos los tiempos y autor de obras emblemáticas como Miranda en La Carraca y El niño enfermo, entre muchas otras. Esa es la versión oficialista en uno de sus múltiples periódicos., la que da EL Nacional resalta: " Lamentablemente, en la retrospectiva de 235 piezas que le dedica la Galería de Arte Nacional ello no fue posible en todos los casos. La razón es que varias de las obras consideradas clave en su trayectoria fueron reproducidas en plotter en tamaño original y adheridas a la pared"...lo que produce que “Los que visitamos la exposición queríamos ver los originales, contrastar la pincelada, ver cómo estaban hechos los cuadros. Al ver la cantidad de piezas en plotter nos indignamos. Fue decepcionante para los espectadores”..


La propuesta permanecerá abierta al público al menos hasta diciembre

Megaexposición exhibe unas 200 piezas del maestro Arturo Michelena en la GAN

28 julio 2013 | Correo del Orinoco


La muestra incluye documentos y objetos personales del autor, entre los que destaca la Medalla de Oro entregada por la academia francesa de artes plásticas


En la Galería de Arte Nacional (GAN) se inauguró, el viernes en la noche, Intimismo y épica. Las dos travesías de Arturo Michelena, calificada por el maestro Juan Calzadilla, director general de la institución, como la exposición más importante que se ha realizado sobre uno de los pintores venezolanos más destacados de todos los tiempos y autor de obras emblemáticas como Miranda en La Carraca y El niño enfermo, entre muchas otras.
La muestra, organizada a propósito de los 150 años del natalicio del artista valenciano, incluye cerca de 200 obras y un lote de documentos y objetos personales del autor, todo distribuido en seis secciones que se pueden apreciar en un recorrido ordenado o aleatorio según la curiosidad o el interés de la espectadora o del espectador.
Intimismo y épica. Las dos travesías de Arturo Michelena incluye además elementos museográficos que le imprimen mayor valor agregado; entre estos componentes adicionales se cuenta con una amplia cronología sobre el pintor y piezas escultóricas de artistas de su época que ambientan el trayecto planificado a lo largo de todo el primer piso de la GAN, ubicada en la avenida México de Caracas.
Si bien la retrospectiva se inicia con piezas realizadas desde el inicio de su carrera, la propuesta se concentra en las “dos travesías” o temporadas de residencia del autor en París, lapsos en los que se ubica “el núcleo central de la obra de Michelena”, cuando obtuvo mayor reconocimiento, según se lee en un texto escrito por Calzadilla e incluido en el catálogo preparado para la exposición.
Claudia Track, investigadora que coordinó el proyecto junto a su colega Richard Aranguren bajo la supervisión de Calzadilla, explicó al Correo del Orinoco que la primera sección de la exposición “Primeros trazos y conquista del lenguaje pictórico. Valencia 1874-1885”, está formada por obras realizadas durante su infancia, bajo la supervisión de su padre y maestro inicial, Juan Antonio Michelena.
En este segmento del recorrido hay una serie “que nosotros llamamos misceláneas, donde están los yesos que Michelena usaba para practicar. También se pueden ver los diplomas y certificados que recibió a lo largo de su vida”, entre los que destaca la Medalla de Oro en segunda clase, otorgada por su obra, El niño enfermo, en el Salón de Artistas Franceses de 1887, el mayor reconocimiento que asignaba la academia francesa de las artes pláticas a los artistas extranjeros.
Esta medalla le permitió a Michelena “participar libremente en los siguientes salones de artistas franceses sin tener que medirse previamente con otros extranjeros, siempre tenía acceso libre”, ilustró Track.
Luego está “Obra mayor. Caracas- París. 1885-1889”, área reservada a las principales creaciones de Michelena. Aquí se pueden apreciar las pinturas de mediano y gran formato consideradas como las más importantes y emblemáticas del artista muchas de ellas ganadoras de reconocimientos nacionales e internacionales. Entre ellas está El niño enfermo, La vara rota, Miranda en La carraca y Carlota Corday camino al cadalso, entre otras.
Uno de los atractivos de esta sección es que casi la totalidad de las piezas están acompañadas por los bocetos y estudios previos a las pinturas finales, de manera que el público pueda hacerse una idea bastante clara sobre el proceso de creación desarrollado por Michelena para llegar a estas obras maestras.
En ese mismo espíritu didáctico, la exposición incluye reproducciones (gigantografías) de algunas pinturas especialmente importantes que por diversas razones fue imposible trasladar a la GAN, tal es el caso de las piezas murales Vuelvan caras, Pentesilea (ambas de la Colección Instituto Autónomo Círculo de la Fuerza Armada) y su inconclusa Última cena (Colección Catedral Metropolitana de Caracas).
“Nos fue imposible trasladar estas obras; sin embargo, se presentan unas reproducciones (en tamaño similar al original) para que la gente las conozca y como un recurso didáctico” para que se aprecie el resultado final de sus estudios y bocetos, apuntó la investigadora.
En otra sección titulada “El tiempo histórico, una mirada a sus contemporáneos”, usuarias y usuarios tendrán la posibilidad de confrontar la obra de Michelena con el trabajo desarrollado por algunos de sus colegas de la época, como Cristóbal Rojas, Martín Tovar y Tovar, Emilio Mauri y Antonio Herrera Toro, entre otros, incluyendo a su maestro francés Jean-Paul Laurens.
Una de las intenciones de esta etapa de la exhibición “es que la gente saque sus propias conclusiones y determine si en realidad Michelena fue el pintor más importante de su tiempo. Nosotros creemos que no, porque cada uno de ellos tuvo una genialidad particular”, reflexionó Claudia Track.
El recorrido continúa con “Agonía y transfiguración. La gloria”, dedicada al tema religioso, que si bien estuvo presente a lo largo de toda la carrera de Michelena, se intensificó en la última etapa de su vida “quizás por la necesidad de reforzar su fe y su cercanía con Dios”, a causa de la tuberculosis que finalmente terminó con su existencia, acotó la curadora.
Otro espacio está constituido por una serie de pinturas en las que se muestran personajes importantes de la vida pública de los tiempos de Michelena, agrupadas bajo el título “Acercamiento al imaginario fisonómico a través de retrato”.
El trayecto se completa con la sección “El friso de la nostalgia: El retorno al paisaje”.

DE LUNES A LUNES

El público tendrá la oportunidad de disfrutar de esta megaexposición dedicada a Arturo Michelena al menos hasta diciembre, de martes a viernes de 9:00 am a 5:00 pm y los sábados, domingos, lunes y feriados de 10:00 am a 5:00 pm.
T/ Luis Jesús González Cova
F/ Loel Henríquez

Es engorroso sacar obras en préstamo de las instituciones del Estado

El original de Miranda en La Carraca es la vedette de la muestra | FOTO LEONARDO NOGUERA
El original de Miranda en La Carraca es la vedette de la muestra | FOTO LEONARDO NOGUERA
La crítica lamenta que el museo haya tenido que recurrir a las reproducciones de cuadros clave

A una exposición de Arturo Michelena se acude no sólo para contemplar logrados retratos, escenas de batallas y alegorías, sino también para admirar el trazo, la pincelada, el gesto del pintor sobre la tela. Lamentablemente, en la retrospectiva de 235 piezas que le dedica la Galería de Arte Nacional ello no fue posible en todos los casos. La razón es que varias de las obras consideradas clave en su trayectoria fueron reproducidas en plotter en tamaño original y adheridas a la pared.
El curador de la muestra, Juan Calzadilla, tomó la decisión de recurrir a esa técnica fotográfica para poder incluir piezas que pertenecen a otras colecciones del Estado y que no fueron cedidas por las respectivas instituciones que las custodian para la exposición de la GAN. Es el caso de Vuelvan caras, que tiene el Círculo Militar; de Pentesilea y Diana cazadora, que están en la Residencia Presidencial La Casona; y de La multiplicación de los panes y La última cena, adosadas a las paredes de la Catedral de Caracas y la basílica Santa Capilla, respectivamente.
La situación pone de relieve las trabas que existen para ceder obras de arte en préstamo a los museos nacionales. “Hay muchos trámites y dificultades para sacar las piezas de los sitios donde están. En La Casona reformaron los espacios y fue imposible mover las obras de un sitio a otro. Afortunadamente existen buenas técnicas de reproducción fotográfica”, dijo Calzadilla a El Nacional el sábado.
A juicio del crítico Perán Erminy, sería necesario modificar las reglas de las instituciones militares, políticas y religiosas que custodian las piezas para que éstas puedan salir temporalmente, lo que no es tarea sencilla. “Eso siempre ha sido un lío, no ocurre solamente ahora. Cuesta mucho trabajo conseguir las obras porque no lo permiten los estatutos internos de esas instituciones. Hay una rigidez en eso que tendría que modificarse pues se trata de casos especiales, como la celebración del 150° aniversario del natalicio de Michelena en la GAN”.

Acceso al patrimonio. La docente especializada en arte Nancy Farfán dice que cuando una institución se reserva el derecho a prestar una obra a un museo del Estado involuntariamente entorpece el acceso del público al patrimonio cultural. “Los que visitamos la exposición queríamos ver los originales, contrastar la pincelada, ver cómo estaban hechos los cuadros. Al ver la cantidad de piezas en plotter nos indignamos. Fue decepcionante para los espectadores”.
A Erminy le parece una solución válida la propuesta de Calzadilla de reproducir las obras faltantes en plotter, pues se trata de piezas muy significativas que de alguna manera debían ser expuestas. Farfán considera que estuvo bien recurrir al uso de esa técnica, pero ve como un error mezclar los originales con las reproducciones, pues ello tiende a confundir al espectador promedio, que presta poca atención a los rótulos. “Pienso que las copias en plotter debieron ser colocadas en el pasillo y no en la sala, porque mucha gente termina creyendo que se trata de las obras verdaderas y no es así”.
Cabe destacar que el público puede tener acceso a casi todos los originales de Michelena que se exhiben permanentemente en Caracas.Vuelvan caras se muestra en el salón homónimo del Círculo Militar y puede ser apreciado a diario entre las 8:00 am y las 4:00 pm por quienes visiten las instalaciones de ese complejo, informó su departamento de Relaciones Institucionales. La Catedral de Caracas y la basílica de Santa Capilla también abren sus puertas a diario.
Un caso distinto es el de La Casona, que no ofrece acceso libre. Allí están Pentesilea y Diana cazadora, dos obras de Michelena que pocos han visto personalmente. “Antes uno podía pedir permiso y entrar a verlas, pero ahora tengo entendido que no. Durante la gestión de Carlos Andrés Pérez se hicieron visitas guiadas a grupos que acudían a contemplar la colección. Me parece que es una iniciativa que debería retomarse”, indica Erminy.
A Farfán le parece curiosa la ausencia de Pentesilea, un lienzo que había sido prestado a la GAN hace algunos años. “Por las dimensiones del cuadro fue necesario levantar el techo del museo para poder meter la obra. Creo que debió hacerse nuevamente el esfuerzo, porque es una pieza de gran importancia”.

Las dos travesías de Arturo Michelena. Intimismo y épica
Galería de Arte Nacional, avenida México
Horario: martes a viernes, de 9:00 am a 5:00 pm; y sábados y domingos, de 10:00 am a 5:00 pm
Entrada libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada