A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

domingo, 12 de enero de 2014

La verdadera lucha recién comienza, es necesario que nuestros líderes oigan...

Elogio de la culpa...

Rafael Muci-Mendoza

La verdadera lucha recién comienza, es necesario que nuestros líderes
oigan...

No estamos luchando los demócratas de nuestro país contra una ideología pues
la mayoría oficialista no la tiene; estamos luchando contra millares de
barriles del ¨excremento del diablo¨ -Pérez Alfonzo ipse dixit-, dedicados a
la causa de retorcer nuestros principios, de hacerlos irrelevantes,
dirigidos al envilecimiento del colectivo, a la destrucción y al caos. Así,
aniquilando al hombre en sus verdaderos cimientos, deshonrado y prostituido,
será pasto del halago, de la dádiva y de la limosna, y como el ganado bravo
ya ¨nariceado¨, irá pacificado donde le lleve el tumulto y la algarabía.

Y puede uno preguntarse cómo es posible que mirando en su derredor no vean
la tierra arrasada; las madres del pueblo-pueblo en las página rojas
gritando por el dolor del arrebato; los enfermos irredentos claudicados por
sus dolores y con toda la esperanza perdida; los alegres, ordinarios y
marginales viajeros cobijados a la sombra del poder; la deuda que nos
consume, y así, tanta lacra, harta mugre... y es que en las conductas
delictivas o criminales, la crítica no aparece en el Yo ni se hace
consciente, por ello no podría esperarse que haya ninguna o casi ninguna
autocrítica o enmienda; por ello son insensibles ante el drama de Simonovis
que es el de todos los hombres de buena voluntad y que simboliza al resto de
los perseguidos y presos políticos, mientras los exculpados que dispararon
en Llaguno reciben los mimos del poder y pavonean desde las alturas sus
pecados de lesa humanidad.

La verdadera lucha recién comienza, es necesario que nuestros líderes oigan
e ideen con nosotros nuevas formas defensivas y ofensivas porque estos
caminos abiertos por la costumbre han mostrado ser fútiles, infértiles,
inocuos, lleno de trampas y seducción por el dinero y el poder...

rafaelmuci@gmail.comrafael@muci.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada