A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

domingo, 5 de octubre de 2014

Elogio del sacudón..Por supuesto que oír la palabreja nos hace temblar y nos produce espeluzno, especialmente a los que vivimos el terremoto del 67; sí, aquel movimiento trepidante del 29 de julio de 1967 a las 20:02 horas, para colmo en menguante, un sismo cuyo epicentro estuvo en el Litoral Central, entre Arrecife y Naiguatá, de 6.5 a 6.7 grados en la escala de Richter que duró una eternidad: entre 35 a 55 segundos. Las agujas del reloj de la Catedral se detuvieron al punto de la hora triste, llenas de luto y contritas por tanta pena.Por eso llama a risa y vergüenza el ¨sacudón de Maduro¨, una triste parodia que como el diluvio universal fue muchas veces anunciado, donde nada cambió y todo siguió igual o peor. Quizá Salud sacó la peor parte...

Mostrando image001.jpg

Elogio del sacudón...

Rafael Muci-Mendoza

Por supuesto que oír la palabreja nos hace temblar y nos produce espeluzno,
especialmente a los que vivimos el terremoto del 67; sí, aquel movimiento
trepidante del 29 de julio de 1967 a las 20:02 horas, para colmo en
menguante, un sismo cuyo epicentro estuvo en el Litoral Central, entre
Arrecife y Naiguatá, de 6.5 a 6.7 grados en la escala de Richter que duró
una eternidad: entre 35 a 55 segundos. Vivíamos alquilados en una casita en
Los Palos Grandes cuando sentimos bajo nuestros pies el ruido de un tren
subterráneo que no existía, pasando precisamente bajo nuestra casa. Graciela
mi esposa, embarazada de Gustavo, nuestro segundo hijo, me dijo, están
rodando muebles en el apartamentico de abajo -donde vivían unos levantadores
de oficio que vivían furruqueando las jevas que caían en sus artes amorosas
y nunca dormían-. Le grité, ¡es un terremoto, corre a la calle!, mientras yo
dando tumbos por el pasillo, iba a la habitación donde nuestro hijo mayor,
Rafa, por rareza dormía plácidamente. En la calle, los cables de la
electricidad chocaban unos con otros produciendo chispas, más ruido y humo
apestoso a caucho quemado. Dormimos en la calle, por un rato en nuestro
carro, luego lo hicimos en el porche con la puerta abierta. Al día siguiente
fuimos testigos del daño a los edificios Neverí y especialmente el Mijagual,
que cayeron como torres de naipes dejando tantas pérdidas de vidas útiles
qué lamentar. Un año antes, la vidente italiana Marina Marotti, había
profetizado que un sacudón de tierra de grandes proporciones ocurriría a
mediados del año siguiente y que el mismo dejaría un corolario de dolor,
muerte y  luto. Las agujas del reloj de la Catedral se detuvieron al punto
de la hora triste, llenas de luto y contritas por tanta pena.

Mostrando image002.jpg


No estamos preparados para una experiencia similar en un futuro próximo;
también espeluzna imaginar el cálculo de las bases de los edificios de la
Misión Vivienda, los terrenos inadecuados donde se han construido, la falta
de preparación de la sociedad ante una contingencia, el estado catastrófico
de los hospitales, el estado de mendicidad en que han colocado al otrora
eficiente Banco Municipal de Sangre privado de sangre y de atención, la
ausencia de ambulancias, de insumos, de medicamentos simples por no hablar
de los más complejos. Cuando uno sólo piensa en el ¨póngame donde haiga¨
para robar, en ser populista, en escoger los hombres y mujeres deformados e
ignorantes para que hagan una tarea, cuando hay una catajarria de inanes
viceministros, simples sanguijuelas parasitarias, ¿Qué puede esperarse...?


Mostrando image003.jpg


Por eso llama a risa y vergüenza el ¨sacudón de Maduro¨, una triste parodia
que como el diluvio universal fue muchas veces anunciado, donde nada cambió
y todo siguió igual o peor. Quizá Salud sacó la peor parte... Fue tanta la
propaganda a la supuesta movida de mata a través de todas las radios del
estado, que la noticia se diseminó hasta los pueblos más pequeños, y para
colmo también ocurrió un remezón, así que un alcalde bolivariano en un
remoto pueblito de los Andes, recibió un urgente telegrama y una llamada
desde el Palacio de Miraflores, entrecortada y lacónica, lejana y
tartamudeada, que entre interrupciones por bajones de voltaje, daba cuenta
de un sacudón sin explicar en qué consistía y que la primera autoridad
entendió más o menos así, ¨Movimiento telúrico trepidatorio, posiblemente de
8 grados en la escala de Richter detectado en su zona. Localizar epicentro e
informar alteraciones en la flora y en la fauna¨. Dispuesto el alcalde a
templar el mecate hasta donde pudiera, solo semanas después de la noticia,
orondo, pudo contestar el mensaje a sus superiores de Palacio donde decía,
¨Epicentro fue localizado, reducido y de inmediato arrestado, sin presiones
confesó y está bajo rejas; esperamos órdenes superiores. Telúrico, sin
escapatoria trató de huir y quedó muerto en el sitio. El tal Ritcher y otros
8 malnacidos del movimiento trepidatorio escaparon, pero ya conocemos sus
conchas y les será aplicada la justicia bolivariana hasta sus últimas
consecuencias. A la Flora y a la Fauna las echamos del pueblo por pu...
Patria, Socialismo o Muerte¨  Al pie del mensaje había una nota que decía,
¨No habíamos podido informar antes porque por estos lados hubo un terremoto
verraco¨...

El llamado en forma rimbombante, Estado Mayor designado para combatir la
epidemia de dengue y virus de Chikungunya es simplemente lamentable y
patético, en su totalidad constituidos por perdedores de oficio que habían
venido desoyendo con las orejeras de la indiferencia y la ineptitud desde
junio pasado que el virus retozaba por las islas del Caribe, que el mosquito
patas-blancas -uno parecido al que enviaron los gringos a infectar de cáncer
al comandante presidente- era el que transmitía de humano a humano la
pestilencia. Pero qué va, la política les carcome el alma y no han prestado
atención hasta que la parranda de casos es abrumadora...



 rafaelmuci@gmail.comrafael@muci.com



Addendum


Mostrando image004.png


Mientras el pueblo padece mil carencias, los cánceres progresan a toda vela
y las colas bajo el sol inclemente por un paquete de harina pan se extienden
cuadras, una comitiva de 157 personas acompaña al ilegítimo presidente a la
Convocatoria de la ONU en Nueva York. El cuaderno de bitácora de su viaje
nos muestra toda clase de desmesuras, nuevorriquismo al rojo vivo con
dineros que no les pertenecen y que configuran el mayor insulto a quienes
habitamos en esta tierra y muy especialmente a las clases desposeídas que
crecen en marea alta y cuyos dolores al régimen nada le importa: La suite
presidencial del Hotel Marriot, donde se alojó la pareja presidencial, costó
10.000 dólares la noche. La cena en ¨Nello's¨, un exclusivo restaurante en
Madison Avenue tuvo un coste de 79.880 dólares. Se consumieron 4 botellas de
champaña Crystal Rosé, 3 botellas de vino Chateaux Petrus, y 3 botellas de
vino Latache, cada una valorada en 5.000 dólares. Un carpaccio de trufas fue
rechazado y como no había caraotas refritas, fue cambiado por uno de carne
con queso parmesano; los raviolis de caviar, tampoco gustaron. La propina
fue de 13.000 dólares... Me hizo recordar a mi profesor de quinto grado, el
hermano Gaspar en el Colegio La Salle de Valencia que nos decía, ¨la miel no
se ha hecho para la boca del burro ni el alpiste para el pico del zamuro¨.
La bazofia leída en el salón de sesiones ocupó una página en The New York
Times a un coste 200.000 dólares. De paso, ¨donó¨ 5 millones de dólares para
la lucha contra el ébola cuando carecemos de acetaminofeno. La comitiva
llevaba 500 dólares diarios de viáticos por persona, más pasajes, hotel y
transporte.

Se lee en El Quijote, ¨Y ansi, me parece a mi pues, cuando pudiera y debiera
estender la pluma en las alabanzas de tan buen caballero, parece que de
industria las pasa en silencio: cosa mal hecha y peor pensada, habiendo y
debiendo ser los historiadores puntuales, verdaderos y no nada apasionados,
y que ni el interés ni el miedo, el rencor ni la afición, no les hagan
torcer del camino de la verdad, cuya madre es la historia, émula del tiempo,
depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo
presente, advertencia de los por venir¨


Para leerme pueden Seguir estos enlaces o copiarlos en la barra del
buscador:

https://www.tumblr.com/search/rafael+muci+mendoza

https://www.facebook.com/MuciMendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada