A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

martes, 16 de diciembre de 2014

Según la investigadora Flor Pujol, presidenta de la Asociación de Investigadores del IVIC, la comunidad se ha unido y una abrumadora mayoría ha chocado con ese proyecto de reforma.

EXPEDIENTE

Ahora le toca al IVIC

Según la investigadora Flor Pujol, presidenta de la Asociación de Investigadores del IVIC, la comunidad se ha unido y una abrumadora mayoría ha chocado con ese proyecto de reforma. Por Francisco Olivares

imageRotate
En el instituto denuncian que el nuevo proyecto limita la libre investigación y desconoce los aportes realizados en beneficio del país MINISTERIO PARA LA CIENCIA Y TECNOLOGÍA
Contenido relacionado
EL UNIVERSAL
domingo 14 de diciembre de 2014  12:00 AM
La revolución tocó las puertas del IVIC. Esta comunidad científica, con 55 años de existencia, se enteró a través de los medios que desde la Asamblea Nacional, la institución sufriría un cambio radical. La sospecha sería ratificada por el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza quien sentenció: "No vamos a eliminar al IVIC, lo que vamos a eliminar es la ciencia elitesca, la ciencia para el capitalismo, la ciencia que no es útil para el pueblo". 

Mientras la comunidad del IVIC discernía acerca del significado del nuevo término "ciencia elitesca", un vocero de la Asamblea Nacional, quien lleva la batuta para aprobar la nueva ley, agregaba otro concepto de similar complejidad: "la ciencia debe salir de los laboratorios para que esté en la calle".

Así pues los cientos de científico y técnicos abrumados ante el inesperado "tsunami" abandonaron momentáneamente sus laboratorios en donde se trabaja sobre el dengue, el chikungunya, el mal de Chagas, hepatitis, las células madres que regeneran articulaciones, los equipos del VIH, el cáncer o los que trabajan para proveer de hierro y proteínas a la arepa venezolana. Hicieron un alto en el trabajo, ya no para ir a "las calles" sino para asistir a las asambleas a debatir de qué se trata este cambio que contempla el Plan Patria y el Plan Socialista de desarrollo económico y social 2013-1019 en materia de investigación científica.

El martes 18 de noviembre se aprobó una ley en primera discusión en la Asamblea Nacional, en la que se propone la creación de un nuevo instituto de investigaciones científica que se llamará el IVECIT, que sustituirá el emblemático IVIC.

Por primera vez, la mayoría de los trabajadores, personal científico, administrativo y técnico del instituto coincidieron en rechazar esa propuesta que cambia profundamente la esencia de este tradicional instituto científico, el más prestigioso del país. Ese rechazo ha sido mostrado en diversas asambleas realizadas en la sede del IVIC y en esta postura coinciden las diversas tendencias, incluidos sectores oficialistas y los empleados de las distintas áreas de la institución.

Lo primero que se esgrime en la comunidad de IVIC es que se trató de un proyecto de ley introducido en la AN a espaldas de la comunidad. Hasta la fecha se han realizado tres asambleas de trabajadores y en ellas se ha manifestado el rechazo mayoritario de la comunidad a la manera inconsulta como se gestó esa ley.

La comunidad del IVIC cuenta con 2 mil personas. De ellos 200 son estudiantes que hace vida regular en la institución. Hay 600 en personal administrativo; 400 obreros y unos 750 miembros del personal científico entre investigadores, profesionales y técnicos asociados a la investigación. Toda esa comunidad está participando en las en las asambleas. Una de ellas fue presidida por el director del IVIC y por el ministro de Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández. Allí le plantearon al ministro el sentir de la comunidad del IVIC y cómo fue elaborado un proyecto totalmente desconocido por la comunidad del IVIC.

La ley vigente

Refiere la investigadora Flor Pujol, presidenta de la Asociación de Investigadores del IVIC que en año 2000, se aprobó una reforma de la Ley del IVIC y en al año 2004 se estableció el reglamento a esa Ley. A diferencia de la forma como se está manejando esta nueva ley, en aquella oportunidad se le participó a la comunidad con un tiempo prudencial de meses en las cuales se establecieron discusiones entre en toda la comunidad para elaborar la propuesta de ley. 

Aquella propuesta de ley surgió del seno de la comunidad. En el reglamento de 2004 se elaboró una propuesta de consenso que fue aprobada en una asamblea de trabajadores por la mayoría de la comunidad. "Por eso es que decimos que es inconsulta en el sentido que fue un "madrugonazo", expresa la investigadora.

Esta nueva ley que elimina al IVIC fue aprobada en la plenaria de la Asamblea Nacional en primera discusión, sin que nadie de la comunidad se enterara. "Es mas, pasamos 24 horas para poder conseguir el proyecto de reforma de ley porque no estaba ni en el portal de la AN, solo estaba la descripción y las razones que esgrimía el diputado Guido Ochoa, por cierto con opiniones muy negativas hacia el qué hacer científico del IVIC".

No es la primera vez 

No es la primera vez que desde el Gobierno se descalifica al IVIC y se cuestionan sus aportes al país. El 3 de mayo de 2009 desde la Presidencia del la República. Desde el programa número 329 de Aló Presidente, Hugo Chávez sacudió a la comunidad científica y del IVIC cuando señaló "Ahí hay un bojote de escuálidos. Que se vayan con su escualidismo para otro lado. No vamos a dar dinero para que Ciro Peraloca investigue la vida en Venus. Señores científicos: métanse en los barrios, salgan de su encapsulamiento y hagan ciencia útil para elevar el nivel de vida del pueblo. Jesse, aprieta las tuercas y el que no le guste que se rasque".

Una vez dada la seña se inició un proceso para eliminar a sectores que no se adaptasen a los nuevos criterios (aún desconocidos). 

Es así que se eliminó el programa de Permanencia de Jubilados en Labores de Investigación (PLI) que agrupaba a 27 investigadores de gran trayectoria, que tras su jubilación, fueron asimilados nuevamente a fin de dar continuidad a importantes investigaciones y aprovechar la capacidad científica de profesionales. El plan tuvo su primera "baja" en el investigador Reinaldo Dipolo. No se contempló que se trataba de uno de los investigadores más brillantes del país, según aprecian varios de sus colegas, Premio Nacional de Ciencias (2000), que ha producido 110 trabajos de Investigación en el área de la Neurofisiología publicados en las mejores revistas del mundo. Ha asistido a 98 Congresos Internacionales y 62 Nacionales. Es una de los investigadores con más citaciones a sus trabajos en Venezuela pasando las 4.000 citas y ha formado numerosos estudiantes graduados que ocupan importantes posiciones en Venezuela y en el exterior. 

Ciencia elitesca

Explica Flor Pujol que el concepto de "ciencia elitesca" es un lugar común que un grupo minoritario del IVIC y que actúa de forma aislada, ha promovido hacia algunas autoridades del Gobierno. Ellos han conseguido derechos de palabra en la Comisión de Ciencia y Tecnología de la AN a donde permean esos conceptos".

La respuesta a eso es que la ciencia es una sola, señala la investigadora. No hay que confundir rigurosidad y calidad con elitismo. Este pequeño grupo, quizás le ha costado ajustarse a los criterios y las exigencias académicas que se practican en el IVIC y es lo que le ha valido en sus más de 55 años de existencia su prestigio tanto nacional como internacional.

Área médica 

Este año acaba de recibir el Premio Nacional de Ciencias la Unidad de Terapia Celular creada en el 2005 donde, utilizando células madres, se permite la regeneración de huesos y cartílagos. Ya van 15 pacientes operados, regenerados y trasplantados de forma gratuita. El doctor José Cardier, quien lidera este grupo de terapia celular, ha sido muy crítico y ha alertado a la comunidad sobre las falsas expectativas y la falsa propaganda que hay con las células madres dado que se han divulgado usos como en diabetes, alzheimer y otras áreas en las cuales sus resultados no han sido demostrados. 

La arepa

Al menos 80% de las investigaciones que realiza el IVIC están destinadas a resolver problemas clave de la Nación y 20% es investigación básica que es necesaria para mantener la investigación científica de calidad y formación de recursos humanos.

Por ejemplo podemos decir, indica Flor Pujol, que en la arepa de cada venezolano tiene su aporte el IVIC. Ello tiene que ver con los resultados de la investigación del grupo que fue liderado por Miguel Layrise y ahora por la doctora Mary Nieves García, quienes estudiaron las anemias nutricionales, la deficiencia de hierro y cómo la combinación de ciertas vitaminas ayudan a la mejor absorción de hierro. La idea fue fortalecer las harinas en estos nutrientes para asegurar y palear las deficiencias de hierro en la población venezolana. Esos resultados se llevaron hasta la harina precocida lo cual fue aplicado por varias de las productoras de ese tipo de harina de maíz en el país. El trabajo liderado por Layrise es una de las publicaciones del IVIC más citadas internacionalmente.

El dengue

El grupo del IVIC del Centro de Microbiología se ocupa de dengue, malaria, diarreas virales, hepatitis virales, VIH, tuberculosis, micosis y cáncer. Además trabaja sobre virus que afectan las cosechas. Allí se han descubierto nuevos virus que pueden destruir por ejemplo toda una producción de tomate o de pimentón, explica Flor Pujol. Cubrimos enfermedades, que no son para nada elitistas. Nuestras comunidades indígena tienen hepatitis, tuberculosis, malaria y estas se estudian aquí o el VIH que es un problema de salud.

El Investigador Fernando Liprandi fue quien inició los estudios de dengue en el instituto. Ese investigador llevaba una línea muy exitosa en diarrea pero en 1998 cuando se expande el dengue en Venezuela, asume ese estudio porque era una necesidad para el país y desde entonces se ha trabajado sobre ese virus. Es la experticia que uno adquiere a través de la validación que le permiten a uno asesorar y evitar rumores, como ocurrió con el chikungunya que se decía erróneamente que se transmite por el aire ¿Cuánto tiempo hay que pedirle a los pacientes que han tenido el virus que no pueden donar sangre? ¿A quién le van a preguntar? a los expertos. Este grupo de dengue ahora se ocupó de ver cuales son las variantes que circulan de chikungunya.

twitter: @folivares10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada