A Cora Páez de Topel Capriles

A Cora Páez de Topel Capriles
A Cora Páez de Topel Capriles, gran amiga de Aziz Muci-Mendoza, él le recordaba al compositor de mediana edad Gustav von Aschenbach, protagonista de la película franco-italiana "Muerte en Venecia" (título original: Morte a Venezia) realizada en 1971 y dirigida por Luchino Visconti. Adaptación de la novela corta del mismo nombre del escritor alemán Thomas Mann.Se trata de una disquisición estético-filosófica sobre la pérdida de la juventud y la vida, encarnadas en el personaje de Tadzio, y el final de una era representada en la figura del protagonista.

lunes, 6 de marzo de 2017

ELOGIO DEL ETILENO

ELOGIO DEL ETILENO


Rafael Muci-Mendoza | marzo 4, 2017 | Web del Frente patriotico

Nuestros recordados reverendos hermanos Gaspar y Leandro de las Escuelas
Cristiana de La Salle de Valencia, eran sujetos de carácter muy fuerte e
indoblegable; el uno de muy escasa estatura y el otro de temperamento
castrense entrenaba a quienes desfilarían con motivo de las Bodas de Plata
que entonces celebraba mi colegio en 1950. Retumba en mis oídos la
seguidilla de su potente voz, “¡Un, dos, tres, cuá…! Un, dos, tres,
cuá…!”…  Con justicia afirmamos que eran ellos una extensión de mi casa
en eso de enseñarnos maneras de comportarnos, de ser buenos estudiantes y
mejores amigos y ciudadanos. Reiteraban en que escogiéramos  con tino a
nuestros amigos, no cualquier “bobito”, sino aquellos que fueran decentes y
leales, pues no había nada más efectivo para pudrir una manzana que una
manzana podrida. La conseja popular sin tanto aspaviento, ya lo sabía y lo
sabe desde antaño, aunque desconozca los intríngulis bioquímicos del porqué
de su ocurrencia.
Es por el gas etileno que emiten las frutas al empezar a madurar; un gas que
la manzana produce en grandes cantidades cuando está demasiado madura o en
proceso de putrefacción. En el caso del producido por las manzanas, es bien
aprovechado por algunos productores que como truco para hacer madurar frutas
verdes más rápido las envuelven  en papel (que retiene el etileno) y la
asientan junto a una manzana madura. Además de las manzanas que producen gas
en grandes cantidades, también están las peras, los aguacates, los plátanos
y los kiwis, todos catalogados como climatéricos. Por años se pensó que el
calor era lo que maduraba las frutas, sin embargo, más tarde se demostró que
se debía al etileno que resultaba de la combustión incompleta del queroseno.
La Involución Bolivariana del Siglo XXI ha producido enormes cantidades de
etileno emanado desde la boca y las acciones de sus capitostes que ha
llevado a la pudrición del colectivo… El odio es tan eficiente como el
etileno para pudrir a un país: Palabrotas, groserías, imprecaciones,
rampantes mentiras, invenciones, todas constituyentes del lenguaje de
germanía o lenguaje carcelario, se han puesto a circular, y con ellos, parte
del pueblo se ha podrido en forma intencional, es decir, lo han envilecido y
dispuesto para recibir las migajas de los Clap aunque sobras sean y la
extorsión implícita en la Tarjeta de la Patria -si no me apoyas, no comes-
… Sobras para otros, porque para los oficiantes del régimen significan un
dos mil por ciento de sucias ganancias para sus bolsillos.
Los venezolanos somos ahora considerados la peor especie; doquiera que vamos
nos ven con desdén, desprecio o sospecha, nos tratan como la peste o somos
irrisión de la multitud. Los casos de la canciller, del Consejo de Ministros
donde el que la comanda nada sabe y los ministros son suerte de un Pastor
Maldonado (alias El Chocón) o el último espécimen de la imbecilidad Adrián
Solano, el esquiador en grama que trató de hacerlo en la nieve y lo
catalogaron como ¨the worst ever¨. Nada saben y no tienen vergüenza en
demostrarlo… Decía el Hermano Gaspar, ¨Si eres imbécil, no lo manifiestes¨
Con tanta palabrería insulsa y continuada se ha querido tapar con un dedo la
enorme ineficiencia, falta de solidaridad y la corrupción que campea, como
debe ser, en un estado militarista fallido, narcotraficante y ofensor de los
derechos humanos. La indiferencia ante la magnitud de la crisis humanitaria:
ante los niños sufrientes, ante las madres desamparadas -más aún si son
adolescentes-, ante los enfermos crónicos particularmente los diabéticos
insulinodependientes que esperan el visado de la gangrena o la cetoacidosis
para ser despachados al mundo de los muertos, son ejemplos inconcebibles y
humanamente condenables.
Ante el mundo los héroes de la revolución cubanochavista no son célebres
sino por el ridículo y los recuerdos funestos que han ido dejado a lo largo
de un tortuoso camino de dieciocho años… Han enfermado por desenfreno de
sus bajas pasiones y cada vez muestran más sus pecados de peculado, coimas e
ilicitud, de mortificación al prójimo inocente, su opulencia, y las elevadas
paredes frontales de sus casas del Country Club y La Lagunita que aunque
ellos creen que los tornan invisibles, sin duda por ser ofensivas los hacen
más visibles…

Principio del formulario


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada